Viajar, deber ser uno de los placeres más grandes de la vida. Lo es para mí. Viajar solo, viajar por placer, viajar por trabajo. El viajar siempre es una experiencia que me satisface, y cada viaje definitivamente es una vivencia única.

Disfruto de todo el proceso. Desde la elección del destino, la búsqueda de los tickets, la reserva de hoteles, coordinación de los taxis, qué voy a llevar en la maleta, y hasta,  llámame obsesivo, de imprimir todo y organizarlo en el orden en que van a ser usados. Me genera una adrenalina especial el conteo regresivo que te acerca al día de la partida, así como una gran expectativa lo que pueda encontrar al llegar a mi destino (independientemente que haya ido antes o no). Ya en el lugar, me lo trato de pasar siempre bien, comer de todo, tomar fotos hasta donde la memoria de la cámara o el celular, y finalmente pasar por la pena de la vuelta.

Haciendo una retrospectiva, hasta ahora, había visto estos viajes en ese orden y estructura. Los preparativos previos, el viaje mismo, el penoso retorno, los buenos recuerdos ya de vuelta, postear fotos (quién no), y empezar con imaginar dónde será la siguiente vez. Un circulo virtuoso. Pero faltaba algo. La ecuación no estaba completa sólo con eso. Tenía que haber algo más en lo que te deja todo este despliegue de esfuerzos e ilusiones que está impregnado en cada viaje. Y de repente, me encuentro con este párrafo:

post viaje

“Un hombre viaja por el mundo buscando lo que necesita y regresa a casa para encontrarlo”

La frase es del prolífico escritor irlandés George Moore, y lo leí (de paso por ahí) hace poco en el libro “Despierta con Cala – Inspiraciones para una vida en equilibrio, de Ismael Cala. Fue recomendación de mi Madre, y le debo agradecer a ella (entre mucho) el haberme quedado con esto.

Leerlo y darle vueltas con lo que meditaba sobre los viajes, me hizo pensar, y si a veces buscamos lo que aún no estamos listos para encontrar? Y si necesitamos de algo más? De un empujón para poderlo reconocer, ver, alcanzar y aceptar? Probablemente de eso se trate toda esa adrenalina previa al viaje. A una preparación inconsciente a lo que está por venir. Quizás, como leí una vez, no somos nosotros los que hacemos el viaje, sino que el viaje nos hace a nosotros. Y lo hace de forma imperceptible, sin darnos cuenta, en lo que pasamos por alto, en los pequeños detalles. Sin saberlo, regresamos con más de lo que pensamos.

Ese adicional, ese suplemento, ahora nos sirve para ponernos a prueba. En todo sentido.  Desde lo más básico, lo elemental, lo cotidiano, hasta lo que no estaba en nuestros planes. Ahora con ese nuevo agregado, una de esas pruebas es encontrar eso que faltaba. Ahora, seguro que sabremos dónde buscarlo. Por supuesto, dentro de uno mismo! Donde siempre estuvo. Donde era más difícil de ver.

Eso es lo que pienso de ese pasaje, y de cómo lo relaciono con mis viajes. Pero, es mi par de zapatos: es mi opinión. Me gustaría saber la suya.
Qué opinan ustedes?
Saludos para todos

Diego CB

————

Visto en: “Despertando con CALA, Inspiraciones para una vida en equilibrio”

Autor: Ismael Cala

Enlace a web: Ismael Cala

5 comentarios en “Nos vamos para buscar y regresamos para encontrar. El Viaje hacia uno mismo.

  1. Para mi lo mejor de viajar es desconectarse de todo y vivir cada momento, no malgastar ni el mas minimo segundo y vivir todas las experiencias posibles hasta quedarme totalmente agotado.
    Pero la frase es muy cierta, si bien da pena y nostalgia por las cosas y personas que dejamos al volver a casa, en el fondo se siente esa alegria de tener a donde regresar.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿Sabes lo que más me ha gustado? La primera parte, en la que eres tú quien describe lo que siente, lo que disfruta antes y después del viaje. Pero las madres son las mejores recomendando DE TO-DO 🙂

    A mí me gusta lo mismo, la planificación y ese momento previo a tomar el autobús, el tren o el avión… Esas cosquillas en el estómago, no importa que vaya ahí al lado, o por trabajo, o al mercado. La emoción de pasear por otros lugares y tropezar con caras que no me suenan es estimulante.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s